Microrrelatos de Plácido Romero

lunes, 14 de diciembre de 2015

El circo estaba ardiendo

El payaso salió a la pista y empezó a mover los brazos. Nos dijo a gritos que el circo estaba ardiendo. ¡Qué hilarante! Pidió que echáramos a correr. No podíamos aguantarnos la risa. Cuando vimos que el humo empezaba a invadir la carpa, pensamos que era parte del número. ¡Qué carcajadas!