Micros de Plácido Romero

martes, 17 de julio de 2018

Efecto mariposa

Chuang Tzu sueña que es una mariposa. Aletea. Se levanta un fuerte viento en el desierto del Gobi. Los pastos quedan asolados. El chanyu de los xiongnu convoca a su hambriento pueblo. El reino de Qin es invadido. Los xiongnu llegan a las murallas de Xianyang. Suenan campanas de alarma, que despiertan a Chuang Tzu.

viernes, 13 de julio de 2018

Papelera

Adolfo Bioy Casares: “Escribir lo que no has de publicar no es escribir. Escribir borradores no es escribir. Corregir no es escribir”.

SUICIDA
Los médicos le dieron dos meses de vida. No quiso aceptarlos.
--
Hemos analizado el semen: no era de Aarón Loewenthal. Tendrá que responder algunas preguntas en comisaría, señorita Zunz.
--
BUROCRACIA
–¡Hágase la luz!
–¡Alto ahí! ¿Tiene cédula de habitabilidad? –preguntó una voz.
--
El policía de la secreta se lanzó como un lobo sobre la Caperucita Roja.
--
MORALEJA
Si Prometeo, en vez de robar el fuego, hubiera aprendido a encenderlo, podría asustar al águila.
--
Cuando Monterroso despertó, El dinosaurio todavía estaba allí, así que decidió incluirlo en Obras completas (y otros cuentos).
--
–Estás en la Tierra. No hay cura para eso.
–¿No? Hay muchas. Una pistola, una cuerda, seguir recto en una rotonda, comer hamburguesas todos los días...
--
El VAR lo confirmó: no había sido orgasmo.
--
Rumio, luego soy una vaca.
--
Al desconocido, el aliento le olía a alcohol y tabaco. La Bella Durmiente tuvo la precaución de no abrir los ojos.
--
¡Qué salvajes sois despellejando al perdedor! Nosotros, los habitantes de Mayab, somos mucho más civilizados: sacrificamos al vencedor.
--
El príncipe azul me estropeó la ropa de la lavadora.
--
El viajero en el tiempo, que tenía complejo de Edipo, visitó a su madre antes de que conociera a su padre.
--
ANALFABETO DIGITAL
Vendió por ochocientos euros la biblioteca que su padre había tardado cincuenta años en reunir. Con el dinero se compró un teléfono inteligente.
--
A todos les entregaba un ovillo de hilo: les hacía concebir esperanzas. Por eso, cuando vio regresar a Teseo, le costó disimular la sorpresa. Y el dolor.
--
RESISTENCIA
Entró en la cárcel, pero no dimitió.
--
–Por ti no perdería ni un segundo –le dijo Katarína.
Acabó perdiendo dos horas y media, porque Štefan se tiró a las vías de la línea de metro que Katarína cogía todas las mañanas.
--
Descubrió que era más fácil crear analfabetos que quemar libros.
--
OMNISAPIENTE
–¿Aristóteles?
–Sólo sé que no sé nada.
–Eso lo dijo Sócrates. Aristóteles lo sabía todo.
--
PARADOJA
Los zombis gozan últimamente de una salud envidiable.
--
Toro Sentado no puede desenterrar el hacha de guerra porque no recuerda dónde la enterró.
--
PERSEVERANTE
Le dio varios besos, pero no logró nada. Tuvo que llevar al sapo a la clínica estética para que lo convirtieran en un príncipe.
--
CÍNICO
Diógenes alardeaba se ser capaz de renunciar a todo. Renunció a su tonel, a su escudilla, pero no a su mujer.
--
Hansel y Gretel estaban muertos de hambre. Tuvieron que desandar el camino y comerse las migas de pan que habían ido arrojando al suelo.
--
Era tan republicano que, cuando jugaba al ajedrez, al rey lo llamaba presidente del Poder Ejecutivo.
--
Aquel martes en la piscina se dio un baño. Luego se acostó en la tumbona. Desgraciadamente, el conde se quedó dormido.
--
MASOCH
Añadí picante al biberón de Marquitos. Ahora sí tendría motivos para llorar.
--
Felipe II, siempre necesitado de dinero, aprobó un impuesto per cáspita.
--
Jugó con la Muerte una larga y disputada partida de ajedrez. La ganó gracias a una magistral jugada. La Muerte estaba tan cabreada que le cortó la cabeza de un golpe de guadaña.
--
ANTÍFRASIS
–Buenos días –dice el presentador del noticiario matinal. Y a partir de ese momento comienza a contar por qué no son buenos días.
--
¡R2! ¡R2! ¡Oh, cielos, R2! Nunca me haces caso. Te dije que tenían que ponerte las pilas.
--
¡Qué informal este Godot!
--
–Bienvenido a Cronoviajes, señor Martín. ¿A qué época le gustaría ir?
–Es mi primer viaje. Me gustaría ir 35 años atrás. Visitar la ciudad donde vivían mis padres.
–Excelente elección, señor Martín. Necesito su número de cédula de identidad.
–3456TG98D.
–A ver… Señor Martín. Tenemos un problema. Aquí dice que sufre usted un agudo complejo de Edipo. No podemos permitirle que visite a su madre en el pasado.
–¿Cómo?
–No se preocupe, señor Martín. En Cronoviajes tenemos ofertas especiales. ¿No le interesaría visitar el carnaval veneciano de 1746. Quien va repite, se lo aseguro.
--
CAPERICITA ROJA Y EL LOBO FEROZ
Abuelita, ¿qué es ese bulto que hay en mitad del colchón?
--
No podían soportar el hambre. Lobos, leones y leopardos se amotinaron. Noé tuvo que sacrificar una pareja de bórboros.
--
Cuando Elrond entró en la habitación de Frodo para hacerle una cura, reconvino a Gandalf. ¿Qué hacía fumando allí?
--
PARADOJA
No me río de ti, me has hecho gracia.
--
Después de devorar una camioneta Chevrolet del 68, tres frigoríficos, cinco bicicletas, un bidón vacío de gasoil y otras cien toneladas de distintas basuras, el pantano decidió probar una delicatesen: cuatro jóvenes se emborrachaban en una balsa.
--
Sortearon un problema. Me tocó a mí.
--
–Sigue tu estrella. Alcanza tus sueños. Arrójate al camino. Toma la senda que te lleve a donde quieres ir –me dijo.
–Vale, vale –le respondí–. Pero voy a esperar a que afloje el calor.
--
ESCRUPULOSO
Le parece un asco dejar la toalla en el suelo de la habitación del hotel. Y por eso tiene que secarse con toallas sucias.
--
LEANDRO MURIÓ AHOGADO
Todas las noches, Hero encendía una linterna para guiar a Leandro. Sin embargo, éste, totalmente agotado después de atravesar a nado el Helesponto, siempre se quedaba dormido. Hero estaba harta. No pudiendo aguantarlo más, una noche apagó la linterna y llevó a su lecho a Temistio, un vecino que estaba enamorado de ella. Leandro se desorientó.
--
Su cuñada es caótica. Le tiró un cuchillo a la basura. Tuvo que ir a El Corte Inglés para encargar otro. Tardaron tres semanas en traérselo. Le costó 18,75 euros. No soporta a su cuñada.
--
–A mí me gustaría ir a Sudamérica. Y tú, ¿dónde querrías ir de vacaciones?
–Preferiría quedarme en casa.
–¡Uf! Ni para ti, ni para mí. ¿Por qué no nos vamos a Canarias?
--
4′33″
–¿A quién dedica esta obra? –le preguntó el periodista.
–A Beethoven, por supuesto –respondió John Cage.
--
EL CIELO
Su mujer rezó por él, hizo que le dieran la extremaunción y encargó un tricenario de misas por la salvación de su alma. Acabó consiguiendo que lo admitieran el Cielo. El ateo está desesperado: deberá soportar a Dios por toda la eternidad.
--
–Voy a curar tu cojera.
–Mejor, no, Jesús. A mi edad no voy a ponerme a trabajar.
--
–Colorín colorado…
–¿De vergüenza?
--
El escritor terminó el primer borrador. Contó las palabras; le habían salido cuarenta mil. Ahora comenzaba la parte más difícil: pulir, corregir y eliminar todo lo superfluo. Después de dos meses pudo, por fin, publicar su microcuento de cuarenta palabras.
--
–Dime, Señor, ¿por qué no tengo un hijo?
–Oligoastenozoospermia, Abraham, oligoastenozoospermia.
--
–Monsieur Doré, ¿me puede explicar qué hace Caperucita sin ropa en el lecho con el lobo? –preguntó el magistrado.
–Mire, lea: “Caperucita Roja se desnudó y fue a meterse en la cama”. Soy fiel a Perrault.
–¡A mí no me venga con cuentos! ¡Dibújele un camisón!
--
–¿Un escarabajo? No. Mi hijo es un zángano –dijo el señor Samsa.
--
–Los españoles son unos salvajes.
–¿Por qué lo dice, Reichsführer?
–Me ofrecieron comer un brazo de gitano, Reinhard, ¡un brazo de gitano!
–¡Puaj!
–Exactamente. Nosotros somos más civilizados: matamos a los gitanos, pero no nos los comemos.
--
TRANSGÉNERO
Gregorio Samsa, anodino viajante de comercio, se sentía una cucaracha.
--
TRABAJO TERMINADO
Después de quemar la biblioteca, quemaron a todos los escritores.
--
¿LA SAMARITANA O CARMEN MARTÍNEZ-BORDIÚ?
–No tengo marido.
–Has dicho muy bien que no tienes marido, porque maridos has tenido cinco, y el que tienes ahora no es tu marido.
--
GOOOOOOOL
Dribla, caracolea, avanza, regatea, levanta la cabeza, chuta… ¡Se libra de ir a la cárcel por evasión de impuestos!
--
–¿Por qué no dejas de mentir, Pinocho?
–Yo jamás he mentido.
--
Esta tarde se impartirá el seminario Convivencia con enanos. Estrategias para promover interacciones, articulaciones, alianzas e integraciones. Se encargarán de las ponencias Blancanieves, Bilbo Bolsón, Legolas Thranduilion, C-3PO, Madmartigan, Tasslehoff Burrfoot y Shae.
--
–Voy a dejarme la piel –prometió a sus seguidores.
Y cumplió su palabra: fue despellejada por sus rivales políticos.
--
Llegó entonces una mujer de Samaria a sacar agua. Jesús le dijo:
–Dame de beber.
–¿Tú es que estás manco?
--
Tranquilos. Vuestro disfraz no ha sido descubierto. ¿Quién va a hacer caso de un loco? Os repito que el programa de protección de gigantes es infalible.
--
A Gimli le ponía nervioso pasear por el bosque de Fangorn. ¡Tantos árboles y no poder derribar ninguno!
--
BODA FUGAZ
–Yo, Raimonds, te recibo a ti, Karlīna, como esposa y me entrego a ti, y prometo serte fiel en la prosperidad y en la adversidad, en la salud y en la enfermedad, y así amarte y respetarte el día de hoy.
–Yo, Karlīna, te recibo a ti, Raimonds, como esposo y me entrego a ti, y prometo serte fiel en la prosperidad y en la adversidad, en la salud y en la enfermedad, y así amarte y respetarte el día de hoy.
--
PRAGA BESTIAL
–Soy un enorme escarabajo–dijo Gregor Samsa.
–Bah, eso es nada. Yo soy una figura de arcilla gigante –dijo el Golem.
--
HISTORIA DE HORROR
Su suegra pone en el centro de la mesa la fuente de salmorejo, lo mueve con el cucharón, lo llena, se lo lleva a los labios, hace un gesto de aprobación y comienza a servir los platos.
--
Aquel martes sonó tu canción en la radio cuando iba en el coche. De pronto recordé todos los buenos ratos que habíamos pasado juntos. Los malos, en comparación, me parecieron banales. Fue entonces cuando decidí llamarte.
--
Nos ganaron el partido, pero no nos quitaron la pelota.
--
–Canta, oh Musa, la cólera de Aquiles, hijo de Peleo, cólera funesta que causó infinitos males a los aqueos y precipitó muchas almas al Hades.
–¿Y tú qué, no vas a hacer nada?
--
–Y sin embargo, se mueve.
–¿Qué?
–No he dicho nada, eminencia.
--
ERRATA
Su comandante escribió 50 años en vez de 50 días. Cuando Nguyen Dai Phuc abandonó el túnel y se adentró en la ciudad para cumplir su misión, le sorprendió encontrar tantos vehículos y carteles y turistas estadounidenses. ¿Acaso los imperialistas habían ganado la guerra?
--
DEMASIADO PESCADO CRUDO
Pobre Gollum: no sólo ha perdido su tesoro, sino que también sufre una infección por anisakis.
--
Cuando despertó, no perdió la calma: sabía que su mujer era muy tacaña. Unos pocos golpes bastaron para romper la tapa del ataúd. El albañil, sin embargo, había hecho su trabajo a conciencia.
--
AGOSTO
La Muerte se va de vacaciones en agosto. Durante ese mes, dejará al cargo a una interina. Ahora precisamente la está formando. Una dura enseñanza. Su sustituta debe ser firme, despiadada, inflexible. Aunque a la Muerte no le preocupa que baje el número de fallecidos. La verdad, se trabaja bien en agosto, sin complicaciones, porque la mitad de los médicos está de vacaciones y la otra mitad está pensando en ellas.
--
–Mi hermano me llamó, inspector, para decirme que había escuchado un extraño sonido metálico.
–Sospecho que, antes de morir, el ruido de una pistola amartillada fue lo que le pareció escuchar.
--
Pierdo cabello. No sería una desgracia si no me costara tanto recuperar todos los pelos que se me caen: continuamente tengo que poner anuncios en el periódico.
--
Dios no juega a los dados porque no le dejan: sospechan que hace trampas.
--
JUICIO DE SALOMÓN
Los dos hombres alegaron que eran padres del niño. Como era imposible saber la verdad, Salomón decidió que a cada uno de ellos le correspondían dos semanas y media de permiso por paternidad.
--
Tocaba la guitarra porque no podía tocar la espalda de una mujer.
--
Aquel martes sonó tu canción y lamenté no ser sordo.
--
El ciclista del Festina rompió el reloj. Le despidieron.
--
–¿Cara o cruz? –preguntó Pilato.
--
PRISA
Se hacía tarde, estaba a punto de terminar su turno y tenían ganas de regresar a casa, así que remataron a la víctima y pudieron, por fin, hacerle la autopsia.
--
–Victoria Beckham tiene razón: los españoles le echan demasiado ajo a la comida –dijo el conde–. ¡Puaj!
--
–Anoche tuve una epifanía.
–¡Qué curioso! Yo hace dos años salí con una Estefanía.
--
Tomó una curva donde había una recta.
--
MENTIRAS
–Nunca te amé.
–Todas mis eyaculaciones eran fingidas.
--
Harto de que le mostraran crucifijos, Drácula se hizo budista.
--
Aquel martes en la piscina su padre le dio la última lección de natación.
–Estás preparado –le dijo–. Mañana mismo la lleno de agua.
--
El banquero le hizo una contraoferta al demonio: un alquiler con opción a compra si ambas partes estaban satisfechas.
--
SUICIDA GAFE
¡Clic! La pistola no tiene balas. ¡Zas! Se rompe la cuerda. ¡Rapapapapa! El coche no arranca.
--
RESETEO
Hágase la luz.
--
–¿Preveías que iba a ocurrir esto? –le pregunté al adivino.
–Sí –me respondió arrogante–. Y sé lo que te pasará en la cárcel.
Apenas medio minuto después de disparar, cuando aún tenía la pistola en la mano, llamaron a la puerta. Era la policía.
--
Vlad Tepes demandó a Bram Stoker por difamación: él jamás había bebido sangre humana o animal. Pidió al juez que condenara al novelista a ser empalado.
--
–Yo sé hacer frente a los altibajos –dijo Procusto.
--
Precavido, siempre dejaba miguitas de pan por el camino. Los pájaros se lo agradecían.
--
TERCER GUERRA MUNDIAL
El secretario adjunto del Departamento de Agricultura y el viceministro de Minas y Energía –máximos dirigentes de sus países– negociaron una tregua de dos horas.
--
Contra los colmillos de los vampiros, dientes de ajo.
--
El anuncio de la movilización general rusa fue recibido con satisfacción: significaba la guerra. Por fin ajustarían cuentas con ellos; el Imperio se fortalecería. Los oficiales del Cuartel General austrohúngaro brindaron entre gritos y alegrías.
--
Cuando murió su marido, dejó de tener chismes en casa.
--
Creyeron condenarle cuando expulsaron al australopiteco del árbol.
--
ME BASTA
–¿Me quieres?
–Te quiero bastante.
–¿Y eso que significa?
–Que te quiero lo suficiente.
–¿Lo suficiente? ¿Lo suficiente para no dejarme?
--
Abro el hilo.
|
Entro.
|
Contemplo con aprensión las paredes manchadas.
|
El pasillo se estrecha.
|
Camino a oscuras.
|
Aferro la espada.
|
Me sobresalta un sonido lejano.
|
Me encomiendo a la diosa de mi ciudad.
|
Advierto que el ruido es una especie de ronquido infernal.
|
Me trastabillo en la oscuridad.
|
Caigo.
|
Me doy cuenta de que el suelo está cubierto de huesos.
|
He tropezado con una calavera.
|
No oigo nada.
|
De repente, algo me golpea.
|
Mi brazo izquierdo arde.
|
Delante de mí oigo una respiración alterada.
|
Levanto la espada.
|
Me preparo para morir.
|
La criatura me embiste.
|
La espada me es arrancada de la mano.
|
Espero el ataque final de la bestia.
|
Sólo escucho mi propia respiración.
|
Palpo el suelo con la mano.
|
Tendida, yace la criatura.
|
Libero la espada, que se ha clavado profundamente en su cuello.
|
¡He derrotado al monstruo!
|
Comienzo a enrollar el hilo.
|
Al otro extremo me espera Ariadna.
--
–Un pequeño paso para…
–¡Corten! Hazlo más intenso, Neil, y más rápido.
--
STEFAN DE ULEÅBORG
Yo, Stefan de Uleåborg, escribo esta carta por encargo de Hüvä, caudillo de los vepsos. La haré llegar, por mediación de mi leal siervo Matti, al obispo de Helsingfors, que me envió a esta áspera región…
(continuará)

lunes, 2 de julio de 2018

Cuenta 140

Trabajaba de sol a sol para no tener que pensar en la vida tan miserable que llevaba.
--
No consiguió que le mirara a los ojos. El hipnotizador tuvo que pedir otro voluntario.
--
Después de faltar cinco veces a la cita, el psiquiatra le envió el diagnóstico a casa: trastorno de personalidad por evitación.
--
En la enfermería de la plaza recordó que había olvidado rezarle a la Virgen de Guadalupe.
--
Se fue al desierto y se hizo eremita porque le gustaba la soledad. Sin embargo, tuvo que dejarlo. Dios se le metía en la cabeza.
--
Encargaron a Genetix Corp un clon para que hiciera compañía a su hijo. No soportaban verle jugar solo.
Al clon le gustaba la soledad.
--
Compró marcos alemanes. La libra se devaluó. Ganó mil millones. Financió un parque en Londres. Le nombraron caballero del Imperio Británico.
--
Calculó mal. Los veinte mil euros que dejó en su testamento a la Iglesia no bastaron para garantizarle el cielo.
--
UN DÍA DE OFICINA
Subió por el ascensor, perdió 600 millones de dólares y salió por la ventana.
--
Se dieron cuenta de que era el momento de abandonar el país. La economía estaba muerta. Los fondos buitre habían llegado.
--
Los arbustos frenaron su caída, pero lo que le salvó la vida fue caer en el centro del estanque. Maltrecho, subió para intentarlo de nuevo.
--
Después de tantos años, pudo por fin satisfacer su curiosidad: en el fondo del abismo estaban los esqueletos de los que allí habían muerto.
--
Subido en la cofa del palo de mesana, observó aterrado el horizonte. El océano se acababa.
-¡El abismo, el abismo! -gritó Rodrigo de Triana.
--
Los dos ejércitos estaban en posición. Uniformes impecables. Armas relucientes. Los generales no se decidían a dar la orden de abrir fuego.
--
Cuando le vieron aparecer en el rodaje, comprendieron que nadie le había advertido que los kilos de más iban a añadírselos en maquillaje.
--
Después de tomarlas cocidas, fritas, rellenas, gratinadas y rebozadas, advirtió que la dieta de la alcachofa no estaba funcionando.
--
El actor se miró en el espejo y se negó a admitir que era perfecto para hacer de Sancho Panza.
--
Tratando de imitar a los clásicos, rodó la película en blanco y negro. Según los críticos, el resultado fue gris.
--
Fue al puente de los suicidas, como todas las Nocheviejas.
--
Me regaló una pulsera con el símbolo del infinito. Me dieron 200 euros por ella en la tienda de empeños.
--
El pintor está indignado. En la exposición de expresionismo abstracto han colocado su cuadro al revés.
--
A nadie le extrañaba que el escritor de microcuentos viviera en un piso con paredes de papel.
--
Fue condenado a treinta años de cárcel por edificar pisos con materiales de muy mala calidad. La cárcel también la había construido él.
--
El Rey le pidió consejo y el Sabio, que se jugaba el cuello, le dijo lo que quería oír.
--
El oráculo de Delfos declaró a Sócrates el más sabio de los hombres. A Jantipa, su mujer, le dio un ataque de risa.
--
Le preguntó al demonio si había alguna manera de volver al mundo de los vivos para anular la donación que había hecho a la Iglesia.
--
Concejala, diputada, ministra. Ha llegado a la cumbre. Su agenda está tan cargada que ya no piensa en los hijos que no ha tenido.
--
El verdugo le escribió una carta al ministro pidiéndole que aplazaran la abolición de la pena de muerte: todavía no había pagado el piso.
--
Cuando era evidente que iba a perder la alcaldía, decidió esconder el bastón de mando. El ayuntamiento se hizo ingobernable.
--
Le aseguró a su mujer que, si las contracciones continuaban cuando acabara el partido, la llevaría al hospital.
--
Han llegado a las puertas de palacio. Tienen hambre. Piden pan. Antes de recibirles, el rey se coloca su peluca empolvada con harina.
--
Cuando le llegó a casa la factura del trasplante capilar, temió que se le reprodujera la alopecia nerviosa.
--
El forense dictaminó que el finado había fallecido por asfixia en la cámara frigorífica de la morgue.
--
Apostó cien mil euros a que permanecía diez minutos debajo del agua sin respirar. Ganó. Sus herederos cobraron la apuesta.
--
Para desgracia de los acosadores, la novatada duró hasta que salió la luna llena.
--
Cada vez que iba a la playa con su familia, Robinson Crusoe arrojaba sin que le vieran una botella al agua.

Microcuentos finalistas semanales del Concurso 140 de El Semanal (2017-2018)

------------------------
No paró de comer y beber desde el mismo momento en que le dieron la pulsera de todo incluido. El forense tuvo que quitársela.
--
El escritor pasó tantas penurias que estaba seguro de que se convertiría en un clásico.
--
Cuando supo que los gendarmes habían fusilado a diez campesinos, el general ordenó al juez castrense que redactara diez condenas a muerte.

Microcuentos ganadores semanales del Concurso 140 de El Semanal (2017-2018)


domingo, 1 de julio de 2018

Quisicosas

¡Qué divertido resulta no sonreír para tenerlos contentos!
--
CAUSALIDAD TROYANA
El alcalde de Pozuelo quería tener un Jaguar. A mí me suben el gasoil.
--
Si Hernán Cortés fue un genocida, ¿qué fueron los tlaxcaltecas, suicidas?
--
URÓBOROS ACADÉMICO
Arrogancia: cualidad de arrogante.
Arrogante: altanero, soberbio.
Altanero: altivo, soberbio.
Altivo: orgulloso, soberbio.
Orgulloso: que tiene o siente orgullo.
Orgullo: arrogancia.
--
CUESTA ABAJO
Mi mujer me llama a la cama y yo le digo que espere a que termine de planchar. ¿Qué me está pasando?
--
Desenterrando a Franco, ¿quiere el PSOE que los españoles olviden que entre 1939 y 1975 estuvo de vacaciones?
--
Oliver Cromwell fue ahorcado, decapitado y descuartizado. Lo más curioso de todo el asunto es que Oliver Cromwell murió en la cama.
--
Lo mejor que puede pasar es que eliminen a la Selección Española. Entonces podremos comenzar a disfrutar realmente del Mundial.
--
¿No deberían haber llamado pájaro bobo al pájaro dodo?
--
LOS PRÍNCIPES DE REUSS-GERA Y SU PROBLEMA CON LOS NÚMEROS REGNALES
Enrique XXVII reinó un siglo después que Enrique XLII. Enrique XIV sucedió a Enrique LXVII.
--
Voy a la biblioteca, leo periódicos atrasados y pienso que ya no merece la pena enfadarse.
--
Estados Unidos, Japón, Alemania, Francia, Canadá, Reino Unido, Italia. ¿Al G-7 no le sobran cuatro?
--
Durante el reinado de Justiniano se produjeron revueltas que causaron miles de muertos, hubo epidemias y plagas de langostas, los persas asolaron Alepo y Antioquía, los ávaros llegaron a las puertas de Constantinopla, miles de soldados murieron en la guerra contra los ostrogodos y se hundieron los ingresos fiscales. Según los historiadores, esa fue la Edad de Oro del Imperio bizantino.
--
QUID PRO QUO
Le bajan el IVA a los cinco millones de españoles que (aseguran) van al cine una vez a la semana y le suben el gasoil a los quince millones de españoles que tienen un vehículo diésel.
--
La tremenda alegría que te llevas cuando te proponen ser ministro. El inconsolable desconsuelo con que recibes la noticia de que no eras la primera opción.
--
IZQUIERDA CAVIAR
El alcalde de Valladolid, Óscar Puente (PSOE), cuestiona a una concejal de Ciudadanos porque ésta había trabajado en una tienda de ropa. Óscar Puente tiene como secretario particular en el Ayuntamiento al antiguo gerente de su club de golf.
--
Parafraseando a Màxim Huerta (o quizá a Sartre), Hacienda son los otros.
--
A François Ravaillac, asesino de Enrique IV, le quemaron la mano derecha, le despellejaron, le aplicaron unas tenazas al rojo vivo y le ataron a cuatro caballos que, después de media hora, consiguieron desgajarle brazos y piernas. ¿Disfrutó como un condenado?
--
Con mi sueldo creo que no voy a llegar a fin de vida.
--
REALPOLITIK
Constantino no creía en Dios, pero creía en la Iglesia.
--
El otoño del patriarca, Yo el supremo, La fiesta del chivo... ¡Cuánto hicieron los gobiernos estadounidenses por la novela hispanoamericana!
--
Las promesas de un político son como un puñado de sal que se echa al mar.
--
Según la Iglesia, todo hombre nace culpable y continúa siendo culpable hasta que no demuestre su inocencia siendo un buen católico
--
Hay gente que cree que, no admitiendo jamás que se equivoca, es infalible.
--
A veces muere gente que ya estaba muerta.
--
LOS AUSTRIAS
Los abuelos maternos de Carlos I eran primos. Los padres de Felipe II eran primos. Los padres de Felipe III eran, respectivamente, tío y sobrina. Los abuelos de Felipe IV eran primos. Los padres de Carlos II eran, respectivamente, tío y sobrina.
--
Oyente de Onda Cero, votante de Ciudadanos.
--
¿Y si hubieran condenado al infierno a Pascal por apostar?
--
Sorprende saber que Rousseau arrojó a sus hijos a la inclusa. Sorprende saber que Malthus tuvo hijos.
--
París, 1966. A Sartre le dicen que miles de escritores, artistas e intelectuales chinos estaban siendo perseguidos, torturados y asesinados. Su respuesta fue afirmar que él era maoísta. Curioso.
--
QUÉ PUTADA
Eliminas más de 13.000 tuits porque eres candidato a presidir RTVE. Y no te nombran.
--
Urdangarin ha acabado en una cárcel de mujeres por culpa de una mujer. Irónico.
--
MUCHO MÁS DE LO QUE NADIE ESPERABA
Franco permaneció 36 años en el poder y 43 años en su tumba.
--
LA TASA DE LA SOMBRA
Los negocios cordobeses tendrán que abonar una tasa por quitarles el sol a sus clientes. ¡Qué imaginación para crear nuevos impuestos!
--
La selección argentina es al fútbol lo que Hitler a la democracia parlamentaria.
--
EL COLMO
Un priscilianista trabajando en el IES Santísima Trinidad.
--
Cristina Fernández de Kirchner. ¿Y por qué no Néstor Kirchner de Fernández?
--
GIRLFRIEND'S REVENGE
Elena Ochoa filtró a El País que Luis Racionero, su ex, había plagiado varios libros. Curioso.
--
–Otra vez siento bajo mis talones el costillar de Rocinante –dijo el Che.
¿Se le secó el cerebro y vino a perder el juicio de tanto leer libros marxistas?
--
Quim Torra querría negociar con Pedro Sánchez de la misma manera que Hitler negociaba con Emil Hácha.
--
Monsanto también opina que toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz.
--
¡Menuda gracia que me ha hecho el dios calvinista!
--
Orwell despreciaba a los anarquistas porque no habían sabido quemar la Sagrada Familia. Curioso.
--
¿No sería más correcto llamar tallas normales a las tallas grandes?
--
¿Y si el reguetón formara parte de una conspiración heteropatriarcal para recuperar el poder perdido?
--
Fletcher Christian trató a los tahitianos que se llevó a Pitcairn como el capitán Bligh le había tratado a él. Curioso.
--
La Iglesia católica ha suprimido el purgatorio. Sin embargo, los editores de Dante no se han atrevido.
--
Cuando Pedro Sánchez dice “generosidad”, está diciendo en realidad “sólo tengo 84 escaños”.
--
Si los filisteos hubieran ganado, cuántos problemas no habríamos evitado.
--
LOMCIANA
Los alumnos confunden Austria con Asturias.
-
LOGSIANA
Los alumnos confunden Austria con Australia.
-
VILLARPALASIANA
Los alumnos confunden Austria con Austrasia.
--
Felipe II, yunque de herejes.
--
Stalin sabía que el nacionalismo ucraniano, báltico, checheno, ingusetio y tártaro se curaba viajando a Siberia.
--
Fryderyk Jarosy, de origen húngaro, nació en Graz (Austria) en 1890. Después de la Primera Guerra Mundial eligió la nacionalidad austríaca. En 1924 se trasladó a Polonia. En 1938 le concedieron la ciudadanía polaca. Finalizada la Segunda Guerra Mundial, vivió en Gran Bretaña. Los comunistas le retiraron la nacionalidad polaca en 1948. Murió en Italia en 1960. Fue enterrado en Viena.
--
Hay cuadernos de todos los colores: gris (Pla), verde (Gide), negro (Mauriac y Heidegger), azul (Wittgenstein), marrón (Wittgenstein), rojo (Constant y Auster), dorado (Lessing), amarillo (Pániker). Hay cuadernos de todos los tamaños: grande (Kristof), en octavo (Kafka), pequeño (Ana Magdalena Bach). Y hay cuadernos de todos sitios: de Rusia (Ridruejo), de Lanzarote (Saramago), de Talamanca (Cioran), del Duero (Llamazares), de Nueva York (José Hierro), norteamericanos (Hawthorne), de la cárcel (Gramsci).
--
¿Dios recoge también las lágrimas de cocodrilo en un odre?
--
Pyongyang ha adelantado sus relojes treinta minutos para tener la misma hora que Seúl. Ahora sólo le falta adelantar seis décadas para vivir en el mismo año.
--
¿Quién iba a decirles a los madrileños que una crema les ayudaría a librarse de los políticos corruptos?
--
El otro día vi un cártel que ponía: “Compórtese. Aquí hay personas mayores”.
--
Dios cría a los votantes del PP y ellos se juntan.
--
PARADOJA
Quiero que pase el tiempo. No quiero que pase el tiempo.
--
La risa está sobrevalorada.
--
The Most Excellent and Lamentable Tragedy of Romeo and Juliet… ¡Pero si el título lo destripa todo!
--
Colón llegó a 11.000 kilómetros de donde quería llegar. ¡Menudo navegante!
--
¿Es cierto que Borges se volvió ciego porque no podía ver a Perón?
--
Napoleón (a uno de sus generales): “Celebraré sus victorias como si fueran mías”. Curioso.
--
Iba a consultar el problema con la almohada, pero sucedió lo inevitable: me quedé dormido.
--
Siempre se me ocurre algo ingenioso sobre un asunto cuando ya no es trending topic.
--
El hachís es el opio de los ninis.
--
Parafraseando a Ortega, la máxima aspiración de una mujer es conseguir que un hombre deje de ser un sapo.
--
El que mucho madruga para ir a la panadería se encuentra con que le dan una barra del día anterior.
--
Borges siempre andaba corrigiendo sus libros. María Kodama también.
--
La política española es el arte de lo punible.
--
Tenemos dos vidas: la de Twitter y la falsa.
--
Bach significa ‘arroyo’; Haydn, ‘pagano’; Mozart, ‘marismeño; Van Beethoven, ‘de la granja remolachera’; Schubert, ‘zapatero’; Weber, ‘tejedor’; Wagner, ‘carretero’. Curioso.
--
PARADOJA
El general Batet, que no se unió a la rebelión militar de julio de 1936, fue condenado por adhesión a la rebelión militar y ejecutado.
--
Sus vidas burguesas son los ríos que van a dar a la mar. Empiezan ruidosas recorriendo rápidos y cataratas, y luego se remansan.
--
Feltrinelli, zapatero a tus zapatos.
--
EL DERECHO AL DESCANSO
París, 1851. Se levantan barricadas. El ejército fusila a los alborotadores. Los burgueses se quejan de que el ruido de las balas no les deja dormir. Cuando cae la noche, los oficiales ordenan matar a los prisioneros con arma blanca.
--
Valencia, 1819. El coronel Vidal se levanta contra el régimen absolutista.
–¡Constitución o muerte! –grita.
Fue muerte.
--
Napoleón quería que sus generales tuvieran talento y suerte. En el ejército napoleónico yo no habría llegado ni a cabo.
--
PARA GUSTOS
Hay a quien le gusta Gregor Samsa y hay a quien le gusta Sansa Stark.
--
A Bin Laden, por lo que se ve, no le gustó El fin de la Historia.
--
Manuel Machado dimitió como censor. Le pidieron que eliminara besos y él prefería quitar balas. Curioso.
--
El general Batet, que no se unió a la rebelión militar de julio de 1936, fue condenado por adhesión a la rebelión militar y ejecutado.
--
EL MILAGRO DE LA CASA DE BRANDEBURGO
A un paso de la victoria rusa, murió la zarina Isabel I. Pedro III, el nuevo zar, ordenó a sus tropas cesar la lucha contra Prusia. A Federico II le sonó la flauta.
--
RESPIRAMOS MIERDA
Las bacterias fotosintéticas excretan oxígeno, que nosotros respiramos.
--
LUZ
Primeras palabras de Dios: ¡Hágase la luz!
Últimas palabras de Goethe: ¡Luz, más luz!
--
Proverbio oretano: Si tu hijo se orina en la cama, acuéstale en el suelo.
--
Cuando se discute si fue o no penalti, es que no fue penalti.
--
Hay quien convierte a los sapos en príncipes y hay quien convierte a los príncipes en sapos.
--
Tiene tanta suerte que deja de llover cuando tiende la ropa.
--
SIN ACUERDO
Según los judíos, Adán y Eva fueron creados por Dios. Según Manes, Adán y Eva fueron creados por las Tinieblas. Según los cátaros, Eva fue creada por Lucifer. Según algunas feministas, el hombre fue creado por el demonio.
--
SALVADO POR LEER A PASCAL
El general Dumouriez, famoso por la victoria que lograría en Valmy, fue atacado en 1758 por unos húsares prusianos, que le dejaron malherido. Una bala fue frenada por un ejemplar de las Cartas provinciales que guardaba en la casaca.
--
Enfadado porque no hubiera un ejemplar del Necronomicón en la Biblioteca Nacional de la República Argentina, Jorge Luis Borges le hizo una ficha.
--
La familia real, una familia real: el hijo no quiere que su padre le diga lo que tiene que hacer, la abuela y el abuelo van cada uno por su lado, la mujer es una mandona, un cuñado no soporta al otro, la nuera no puede ver a la suegra, la nieta no acepta los mimos y caricias de la abuela…
--
Ejemplo de eufemismo: Proceso de Reorganización Nacional (dictadura militar).
--
Mujeres y hombres y viceversa es el opio de las adolescentes.
--
Lista de monarcas de Reuss-Greiz: Enrique XI (1778-1800), Enrique XIII (1800-1817), Enrique XIX (1817-1836), Enrique XX (1836-1859), Enrique XXII (1859-1902), Enrique XXIV (1902-1918). Y, aún más divertida, lista de monarcas de Reuss-Gera: Enrique XLII (1806-1818), Enrique LXII (1818-1854), Enrique LXVII (1854-1867), Enrique XIV (1867-1913), Enrique XXVII (1913-1918).
--
Feliz mi sobrino, que tiene ocho años: no sabe lo que es la derecha ni la izquierda.
--
TERTULIANO
No pienso, luego hablo.
--
Fue educado en la escuela de la calle. Suspendió.
--
Yo obedezco la máxima paulina: Cásate y sé sumiso.

viernes, 29 de junio de 2018

Papelera

BIZANTINA
–¡Chis! ¿Qué es todo ese ruido?
–Los turcos han entrado en Constantinopla. Están saqueándolo y destruyéndolo todo.
–Pues que saqueen y destruyan, pero que no griten: estamos en medio de una discusión.
--
AMOR
Era ciego, hasta que se casó.
--
TEOLOGÍA
León estuvo tres horas hablándole del dogma de la maternidad divina. Cuando iba a empezar a explicarle el de la santísima trinidad, Atila decidió dar media vuelta.
--
Era un escritor cholista. Iba línea a línea.
--
MARCOS 9, 43
Como todas las mañanas, la señora McCrary leyó un versículo de la Biblia. Sólo entonces se levantó y comenzó el duro trabajo diario. Cuando entró en la cocina, la mano abrió la puerta de la nevera. La señora McCrary, que estaba a dieta, cogió un cuchillo.
--
–¿Cómo saldremos de aquí?
–Tengo una idea. Comienza a mentirme.
–¿Qué?
–Que me mientas.
Pinocho no entendía nada, pero obedeció a Geppetto.
La ballena no tardó a sentir ardor de estómago.
--
–Debo econocé que ahoa envidio la suete de mi pima, la ata de biblioteca –dijo la rata de laboratorio.
--
EL RUIDO DE UN TRUENO
A pesar de que Eckels se había salido del sendero, Travis se convenció a sí mismo de que no había ocurrido ningún cambio en el presente. Entonces vio que el hombre del mostrador estaba leyendo un extraño libro: Crónicas venusianas.
--
–¡Luz, más luz! –murmuró Goethe.
–¿Qué dice? –preguntó la señora Krämer, que era un poco dura de oído.
–Nada, que se cree Dios creador.
--
RECICLAJE
Abolida la pena de muerte, el Estado tuvo que encontrar una nueva ocupación para los verdugos. La mayoría fueron contratados para destruir documentos. Tuvieron que hacer un cursillo sobre el funcionamiento de las trituradoras de papel.
--
PARADOJA
Cristo nació el 24 de diciembre del año 1 después de Cristo.
--
–Usted está acusado de ser un pirata informático.
–No me insulte. Yo no soy un pirata, sino un corsario. Y, para demostrarlo, aquí tiene la patente de corso firmada por el mismísimo Vladímir Putin.
--
–Observe vuesa merced que Clavileño tiene los dientes de madera.
–Sancho, ya conosces el refrán.
--
LABERINTO
–Te pillé. ¿Con que querías robarme mi queso? ¿Cómo te llamas?
–Teseo.
--
Al vampiro le gusta la sangre rica en glóbulos rojos. Por eso muerde a los ciclistas.
--
LA GUERRA DE LOS MUNDOS
Los extranjeros llegaron dispuestos a conquistar. Sin embargo, apenas si hubo lucha. Los virus hicieron todo el trabajo. Los indios fueron exterminados por la viruela, la gripe, la peste bubónica, el sarampión, la difteria y el tifus.
--
–Caín, ¿qué has hecho?
–Le he regalado a mi hermano una bonita quijada de burro.
--
El CEO era un experto en delegar. Así, por ejemplo, nunca hacía el amor; encargaba a otros que lo hicieran por él.
--
Tenía que interpretar a un suicida. Preparó el papel siguiendo el método Stanislavski.
Acabaron contratando a otro actor.
--
–Mi trabajo me asfixiaba. Tuve que dejarlo.
–¿Dónde trabajabas?
–Recolectaba perlas.
--
Ladran, Sancho, señal de que los perros del vecino necesitan urgentemente evacuar.
--
–Igor, ¿no sé por dónde seguir? Creo que voy a tener que hacer de tripas corazón.
–No se lo aconsejo, doctor Frankenstein.
--
No entiendo por qué está prohibido mirar a una mujer atractiva. Pavese decía que la hermosura sirve para ser contemplada. Dicho esto, señor juez, no sé qué tiene de malo entrar en casa de un bellezón para observarla mejor.
--
¿Usted qué es, luterano? ¿Cómo puede dudar de que éste sea el auténtico cráneo de San Juan Bautista niño?
--
No pude encontrar su mirada perdida.
--
Cuando Elohim despertó, el dinosaurio todavía estaba allí. Comprendiendo que todavía no había llegado el octavo día, cerró los ojos y volvió a dormirse.
--
AVISADA
Cuando su ginecólogo le dijo que iba a ser niño, leyó en la Wikipedia el artículo sobre el complejo de Edipo.
--
A los estudiantes de Adivinación sólo les falta hacer la prueba final. El examinador les pide que adivinen la pregunta y que la respondan.
--
Decepcionados, la contemplaron. Tenía minúsculas arrugas en la cara, algunas canas en el pelo, los pechos caídos y el vientre hinchado. Desde luego, Helena no era la mujer más hermosa de Grecia.
--
MÉTODO STANISLAVSKI
Cuando finalizó el rodaje, Max Schreck estaba tan metido en el papel que Murnau tuvo que clavarle una estaca en el corazón.
--
Luché un martes contra los molinos de viento en el Congreso. El miércoles recibí mi premio: un saco de carbón.
--
LITERAL
–¿Por qué disparó al barman?
–Ese cartel pide que no se dispare al pianista, pero nada dice del barman.
--
Don Quijote derrotó a los gigantes. Ese año, en Castilla la Nueva, el precio de la harina se puso por las nubes.
--
ALMA ERRANTE
Moribundo, el dictador hizo confesión general. No pidió perdón porque no creía haber hecho mal a nadie. Se limitó a perdonar a sus enemigos, que estaban muertos o exiliados. El dictador murió al poco. Ni Dios ni el diablo quisieron hacerse cargo de su alma.
--
Le quitaron el Premio Novel de Literatura cuando se descubrió que había publicado su primer libro veinte años atrás.
--
Feo, grosero, bruto. Casi había olvidado cómo era.
–Dime. ¿Te fuiste con él?
–Claro que no, querido. Me secuestró.
Menos mal que Menelao era también un crédulo.
--
Rocinante galopaba. Don Quijote soñaba.
--
Año 2054. El afronauta Charles Mushimba pisa la superficie lunar y exclama:
–Es un pequeño paso para la humanidad, pero un gran salto para Zambia.
--
–¿Quién llama?
–¿Vive ahí el juez de paz?
–Sí.
–Tiene que ir a levantar un cadáver.
–¿Quién se cree que soy, Jesucristo?
--
ENTREVISTA DE TRABAJO
El sicario aseguró que podía proporcionar una muerte rápida y limpia. El entrevistador le pidió que demostrara sus habilidades. El sicario las demostró. Y no consiguió el trabajo.
--
LA PRINCESA ESTÁ TRISTE
Había una vez una princesa que no fue atacada por un malvado hechicero, sino por un malévolo juez republicano.
--
PARADOJA
Para que ella se fuera de mi vida, tuve que irme yo.
--
ARREPENTIMIENTO
El libertino se arrepintió en el último instante; confesó todos sus pecados poco antes de morir. Fue al cielo. No encontró allí a ningún conocido. Adivinó que se iba a aburrir.
--
PROACTIVO
Si la montaña no viene a mí, yo voy a la montaña.
--
Mire que tienen un aspecto fiero y enfadado. ¿No podría fingir vuesa merced que son molinos de viento y pasar de largo?
--
CASTIGO ETERNO
Antes sólo llevaba ropa confeccionada con tejidos naturales. Ahora va con una sábana de poliéster.
--
Todas las noches se arreglaba para bajar la basura: quería impresionar a su vecina. Ésta, que era ecologista, le miraba con desprecio y se preguntaba cómo un hombre que vivía solo podía generar tantos desperdicios.
--
Empezó la carrera un martes –lo recuerda bien– y la ha corrido miles de veces. Siempre ha ganado. Bueno, no siempre. Perdió una vez. Una sola vez. Por casualidad. Lo que la liebre no entiende es por qué la gente siempre le recuerda esa única vez en que le ganó la tortuga.
--
Mi hermano gemelo murió al poco de nacer, pero mi madre se empeña en creer que fui yo el que morí.
--
ECOLÓGICOS
Saben que el metano y el óxido nitroso de las vacas están destruyendo el planeta. Por eso los alienígenas las abducen.
--
La revolución triunfó. El viejo régimen se desmoronó. La primera medida del gobierno revolucionario fue aprobar la ley número 1 en la que se prohibía prohibir. En aplicación de dicha norma, la ley número 1 fue derogada.
--
Norte de África, 1940.
–¿Qué hacen esos malditos italianos?
–Preparan la comida.
–¿Acaso quieren conquistarnos por el estómago?
--
Mi cuñada es tan tacaña que, para ahorrarse gastos de cumpleaños, le pidió a su médico que le hiciera la cesárea el 29 de febrero.
--
DOLOR
Lo peor no fue despertar y darme cuenta de que no podía mover la tapa del ataúd. Lo peor fue comprobar que me habían puesto los zapatos que me apretaban.
--
EKDÍKĒSIS
La sirenita llegó a Ítaca.
--
HORARIO DE VERANO
Se despierta al mediodía, come y se vuelve a acostar. Se levanta a las ocho de la tarde. Se prepara. Sale a las doce de la noche. Regresa a casa al amanecer.
--
Dejamos una tierra fértil y rica, con agua, por un secarral. ¿Y quién te dijo, Abraham, que ésta era la tierra prometida?
--
SUERTE
Ganó dos millones en la lotería y cincuenta parientes.
--
Los mexicas frenaron en seco llevándose las manos a la nariz. ¡Qué mal olían los teules! Tuvieron que alejarse de ellos.
Los castellanos, que estaban cagados de miedo, quedaron sorprendidos por el desenlace de la jornada.
--
HIC SUNT LEONES
Malherido, renqueante, con medio cuerpo quemado, fue a ver al cartógrafo y, en tono destemplado, le gritó que allí no había visto leones, pero si un terrible dragón que lo había dejado así.
--
La autobiografía del novelista fue otra obra de ficción.
--
–Houston, tenemos un problema… ¿Houston?
–Aquí Baikonur. Houston no puede responderles. Le informamos de que ha habido una guerra. ¿Adivinan quién la ganó?
--
El mago desapareció del hotel sin pagar la cuenta.
--
–¡Puaj! ¡Sánchez! ¡SÁNCHEZ!
–Sí, Su Excelencia.
–Hay una mosca rondando en la bandeja de penas de muerte sin firmar. Mátela.
--
El tío Olegario estaba sorprendido: en el hospital no sólo le ducharon, sino que también le lavaron el estómago.
--
Creí que había perdido la bala, pero no: para mi alivio, la encontraron en el cuerpo de alguien.
--
Antes no soportaba ir con ropa que tuviera una mancha o una simple arruga. Ahora siente vergüenza de que le vean con una sábana tan deslucida.
--
–¡Puaj!
–¿Qué?
–Demasiado ácida. No me gustan las Golden. Prefiero las Starking, Eva.
--
Empezó la carrera un martes. La terminó el jueves. El viernes presentó su tesis doctoral. El domingo dio dos conferencias en Cambridge y Harvard. El lunes juró su cargo como consejero de Educación.
--
–Un año.
–¿Estás loco?
–Tres meses.
–Demasiado. Te doy cinco minutos.
–¿Sólo cinco minutos? ¿No podrían ser quince, Mefisto?
–Hecho. Te compro el alma por quince minutos de fama.
--
Si disparan al pianista, procuren no darle al piano. Es insustituible.
--
Aunque venido a menos, era un director de verdad. A los actores les recomendaba que se metieran en el papel y les hablaba del método. Les pedía que no fingieran. Y los actores de películas para adultos le obedecían. ¡Qué remedio!
--
Un par de años después de la muerte de su amo, Sancho, para recuperarse de las fiestas patronales de Villanueva de los Infantes, preparó una gran redoma de bebida del feo Blas y se la tomó. Tuvo que equivocar algún ingrediente, porque de pronto se encontró al lado de don Quijote.
--
–Sí, sí, soy poco atractivo, pero muchas mujeres perdieron la cabeza por mí, incluida una reina –dijo Robespierre.
--
Dios sólo expulsó a Eva del jardín de Edén. Adán, sintiéndose en el infierno, la siguió al exilio.
--
Noé era un pésimo carpintero. El arca se acabó hundiendo. Sólo sobrevivieron las criaturas marinas. Y de ellas evolucionaron el resto de especies.
--
La médium comenzó a quejarse de lo que costaba mantener la calefacción siempre encendida. Por fin había conseguido contactar con mi marido.
--
Cada noche tenía un sueño maravilloso en el que era completamente feliz. Sucedió lo inevitable: un agente del Ministerio de los Sueños fue a su casa y le anunció la sanción: un mes de insomnio.
--
AMOR
Cuando se casó, recuperó la vista.
--
Atila, que ya estaba casado con otras diez mujeres, estaba tan consumido que no pudo consumar su último matrimonio.
--
CAUSALIDAD TROYANA
Mundial de Rusia. Maradona se emborracha en el palco porque Messi está triste.
--
Mi hermano gemelo murió al poco de nacer. ¿O fui yo el que morí?
--
Ben Gunn sólo dormía cuando había luna nueva. El resto de noches sufría de insomnio. Miraba el cielo y se le hacía la boca agua pensando en comer queso.
--
Cuando el dinosaurio apareció, los lectores estaban a punto de irse.
--
Cuando murió, Malthus preparaba una laudatoria biografía de Herodes.
--
Adán y Eva descubrieron que el jardín del Edén era sólo una demo.
--
DIAGNÓSTICO
Su esposo experimentó una importante mejoría y sin duda se habría curado si no hubiera muerto tan repentinamente.
--
Le dieron dos soluciones para no convertirse en hombre lobo las noches de luna llena: mudarse a Mercurio o a Venus.
--
–Yo no entiendo mucho de esas cosas, pero no deberías derrotar totalmente a un enemigo antes de invadir a otro.
–No sabes nada de estrategia, mi querida Eva, absolutamente nada.
--
Mis padres están chiflados. Quieren que les presente a mi amigo imaginario.
--
Está claro por qué lo entregué. Supuse que iniciaría una rebelión, pero lo único que hacía era soltar parábolas que nadie entendía. Me cansé de seguirle. No lo dudé ni un instante cuando me ofrecieron por él treinta monedas de plata.
--
El arca de Noé hacía aguas.
--
ASILADOS
Los microorganismos llegaron a la Tierra en un meteorito. Y comenzaron a evolucionar. Como estaba previsto.
--
–¡Voto a bríos!
–Yo prefiero abstenerme.
--
Después de coronar el monte Everest, el alpinista regresó a casa totalmente exhausto. Su mujer no consiguió que ascendiera el monte de Venus.
--
PRONÓSTICOS PARA LA SEMANA
Lunes. El presidente ruso se reunirá en Moscú con el presidente tayiko.
Martes. Se inicia el juicio en Krasnodar por la trama del gas.
Miércoles. El meteorito Argimpasa impactará contra la Tierra al este de la isla de Sajalin.
Jueves. Según los expertos, la mitad de la población de la Federación Rusa estará ya muerta.
Viernes. Habrá atascos en las carreteras por el inicio de las vacaciones de verano, aunque menores que otros años.
--
MALDICIÓN
El holandés errante volverá a puerto cuando su selección gane el mundial.
--
En invierno hace mucho frío en los pasillos de la mansión Broughton. El fantasma lo pasa debajo de la manta.
--
MENTIRA PIADOSA
El cura le aseguró que su padre ateo iría al Cielo.
--
Se llevó a la isla desierta cien mil libros electrónicos y un lector. Olvidó el cargador de batería.
--
–¿Dónde vas, querido?
–A dar una vuelta –dijo Ijon Tichy.
--
–¿Por qué mató usted a sus padres?
–Soy actor y… ¿Ha oído hablar usted del método Stanislavski?

jueves, 21 de junio de 2018

1919

La última resistencia ha sido vencida después de varios días de violentos combates. Los turcos se suben a cualquier embarcación que encuentren y huyen por el Bósforo. 

Las tropas griegas recorren la ciudad. Varios soldados entran en Santa Sofía. Se quedan impresionados por la altura de la cúpula. De pronto, alguien abre una puerta en la que no habían reparado. Agitados, preparan las armas. Les tranquiliza descubrir que se trata de un pope. Bajan las cabezas para recibir su bendición. El sacerdote no puede evitar lanzarles una reprimenda:

–¡Cuánto habéis tardado! Llevo esperándoos desde el 29 de mayo de 1453.

jueves, 14 de junio de 2018

Papelera

Alberto Vázquez-Figueroa: 
“El auténtico vicioso de la literatura sabe muy bien 
que incluso se disfruta más escribiendo basura, que no escribiendo nada”


–¿Plata o plomo? –le preguntó Pablo.
–Plomo –respondió el conde.
--
El experimento no fue concluyente. Cuando abrió la caja, Schrödinger encontró al gato medio muerto.
--
–Prefiero las ratas. Son más cariñosas que los niños –dijo el flautista.
--
Fue expulsada de WWF porque alumbró a su hijo en la hora del planeta.
--
ISAÍAS 65, 25
–¡Maldito seas, Isaías! –gritaba el león mientras comía paja.
--
ÁNGELES
–Prefiero Las ratas –le dije.
–¡Qué asco! Se me revuelve el estómago sólo de pensarlo –respondió Ángeles–. ¿Cómo puede alguien comer ratas? Miguel, a mí me gusta más El camino.
--
Como no se le ocurría ningún epitafio, pidió que le incineraran y arrojaran sus cenizas al mar.
--
PARADOJA
–¿Quiere decir el acusado una última palabra?
–No.
--
–Todos se quejan de lo que me llevé, pero nadie me felicita por lo que traje –dijo el viento.
--
Como castigo, el lobo fue desterrado a Júpiter. Se volvió loco aullando a sus 67 lunas.
--
DIOS CRUEL
Se le apareció justo el día en que publicaba un libro que demostraba que Dios no existía.
--
El cerdito murió porque era muy desordenado. Empezó la casa por el tejado. Y el lobo llegó antes de que pudiera terminarla.
--
Dentro del estómago de la ballena, en que había dos macetas, un aerosol, diez metros de cuerda y quince kilos de plástico, el pobre Pinocho estaba muy estrecho.
--
AFRANCESADO
Goya pintó un cuadro que tituló Fusilamiento de sediciosos.
--
–Cría cuervos y te dejarán tuerto –dijo Odín.
--
–No te atrevas a pisar la alfombra persa con esas zapatillas tan sucias.
–¿Qué va a pasarme? ¿Va a caerme la maldición de un terrible yinn? ¿O acaso el fantasma de Shapur va a visitarme por la noche?
–No, nada de eso. Pero te aviso que la factura de la tintorería puede tener tres ceros. Y tú tendrás que pagarla.
--
–Noé, ha ocurrido una desgracia: los leones se han comido un prolibiterio.
–¿Macho o hembra?
–Hembra.
–Pues dejad que se coman también al macho.
--
Le enfadó muchísimo que se comieran una manzana. Afortunadamente, habían dejado otra, la que dentro de varios milenios caería en la cabeza de Newton.
--
VALENTE
Los dejaremos entrar. Llevan años siendo perseguidos. Miradlos. Los pobres están muertos de hambre. Si no les ayudamos, las mujeres y los niños morirán sin duda. Tenemos que permitirles que atraviesen la frontera. Serán buenos trabajadores. Agradecidos. Dóciles. Y sus hombres más fuertes, con el tiempo, podrán servir como mercenarios en nuestro ejército. Así que daremos permiso a los godos para se asienten en Mesia. ¿Qué podemos temer de ellos?
--
Me puse los zapatos un martes, cuando aparecieron los criados del príncipe y me llevaron a palacio. Como me destrozaban los pies, tuve que quitármelos el viernes y regresar a casa con mi madrastra y mis hermanastras.
--
Desde que el psicólogo me curó el trastorno de identidad disociativo ya no tengo a nadie con quien jugar al ajedrez.
--
BROWNIANA
La última mujer sobre la Tierra está sentada a solas en una habitación. Llaman a la puerta... ¡Qué pesados que son los hombres!
--
–¿Y qué hiciste, Lot, con el cuerpo de tu mujer?
–Lo arrojé al gran lago.
–¿No sabes que ahora lo llamamos mar Muerto?
--
EFECTO PIGMALIÓN
–¿Por qué lo hiciste? –preguntó la rana.
–No quería defraudarte –respondió el escorpión.
--
Cuando el profesor le entregó el examen, advirtió que en su rostro había dibujada una mueca sarcástica. Sabía perfectamente lo que significaba aquella sonrisa.
--
No te preocupes, Rocinante. Nunca te cambiaré por un corcel de verdad. ¿A quién culparía entonces de mis derrotas?
--
–¿Y qué hiciste el séptimo día?
–Descansar.
–Menudo dios que eres, que necesitas descansar.
--
El bosque no le dejaba ver los árboles.
--
La Federación de Empresarios de Minas de Carbón siente que está luchando contra molinos de viento.
--
Los políticos se daban a ver Borgen y Juego de tronos con tanta afición y gusto, que olvidaron casi de todo punto los problemas de su país. Y así, del poco dormir y del mucho ver series, se les secó el cerebro, de manera que vinieron a perder el juicio…
--
FÁBULA DE LA HORMIGA Y LA CIGARRA
La cigarra pasó todo el verano cantando tranquila porque sabía que, cuando llegara el invierno, llorándole un poco a la hormiga, ésta compartiría la comida con ella.
--
Los troyanos sospecharon. El caballo de madera tenía cierto aire micénico.
--
INUNDACIÓN
Noé estaba esperando que lloviera para subir al arca. Ni se le pasó por la cabeza que el Tigris y el Éufrates se saldrían de madre.
--
Como no podía liquidar sus deudas, liquidó a sus acreedores.
--
LITERAL
Le preguntaron si quería decir una última palabra. Se quedó en silencio porque no quería decir que no quería decir una última palabra.
--
TACAÑO
Mi cuñado leyó su propio obituario. En principio se alarmó, porque él no estaba muerto, pero decidió no hacer nada: en cualquier caso habría que pagar a los de la funeraria.
--
INFATIGABLES
Cuando éramos jóvenes, Lucía y yo éramos incansables: estábamos toda la noche haciendo el amor. Ahora, aunque ambos hemos sobrepasado los cuarenta, seguimos siendo infatigables: pasamos todo el día haciéndonos la guerra.
--
La rata de biblioteca no pudo digerir los Manuscritos económico-filosóficos de Marx. Es por eso que han llegado hasta nosotros.
--
El flebólogo me confirmó lo que ya sabía: no tengo vena poética.
--
Jesús, te has equivocado. Te pedimos que multiplicaras los peces, no que multiplicaras el pez. A ver ahora cómo cocinamos este leviatán.
--
Escribió la historia de un escritor suicida basada en su propia vida.
--
Estoy de acuerdo con lo que dices, pero defenderé con mi voto que no lo digas en la tribuna del Congreso.
--
Estaban separadas porque una no podía entrar y la otra no podía salir. Hasta que Tanit tuvo una idea. Le contó a Eva lo que tenía que hacer para que el Viejo les expulsara del jardín del Edén.
--
Para aprobar el Máster en Educación Secundaria tenía que entregar un trabajo final de cincuenta folios sobre El arte de la guerra de Sun Tzu.
--
Cuando comprendió que la Muerte pronto llamaría a su puerta, decidió irse a vivir debajo de un puente.
--
El lector murió de aburrimiento en la página 357 sin sospechar siquiera que el autor era el asesino.
--
PARADOJA
El fin del mundo se producirá en Canarias una hora antes que en la península.
--
A él no le gustaba viajar. Tuve que hacer el viaje de novios sola.
--
¿Que por qué lo hice? No me molestó que no aceptara mi ofrenda, pero no pude soportar la sonrisilla que se le escapó a Abel.
--
LA METAMORFOSIS
Cuando se despertó por la mañana después de un sueño intranquilo, se encontró sobre su cama un monstruoso sapo: era el príncipe que la noche anterior había invitado a acompañarla a casa.
--
Anticiclón. Lavo el coche. Aparece de la nada un embolsamiento de aire frío en altura.
--
Escribió todo un best seller: Cómo suicidarse y no vivir después del intento.
--
China decidió copiar el juego resultadista de Italia. Y lo copió tan bien que no se clasificó para el Mundial de Rusia.
--
BRUNIANA
Estaba nadando en la zona textil del río, pero la corriente le arrastró hasta la nudista. Se quitó el bañador, lo tiró y salió del agua. Caminó con dignidad entre la gente. Cuando llegó a la valla que separaba las dos zonas, no le dejaron pasar. “Bueno, me quedaré aquí”, se dijo.
--
El sicario descubrió que la Muerte no tenía un precio.
--
Por fin he encontrado la manera de no perder la cabeza: la llevo siempre debajo del brazo.
--
4′33″
Si llega a durar un segundo más, me levanto y me voy.
--
La rata de biblioteca se muere de hambre desde que todos los libros son electrónicos.
--
El médico le dio dos meses de vida. Don Arrigo, enfadado, le dio dos minutos.
--
–La Muerte se ha olvidado de nosotros. Es insoportable tener que sufrir este castigo eternamente.
–No sé de qué te quejas, Prometeo. Tú no tienes que comer siempre hígado.
--
La noche fue más mala de lo esperada. Por la mañana amaneció con un cuchillo clavado en el pecho.
--
A César le enfadó que la Biblioteca de Alejandría no tuviera un solo ejemplar de la Guerra de las Galias.
--
–¡Hágase la luz! –dijo.
–¿Endesa, Iberdrola o Fenosa? –preguntó una voz.
--
MASOQUISMO MORAL
No quiero que me dé un beso. No me lo merezco.
--
EL NEGRO
–Scheherezade, me han dicho que, mientras yo estoy en el salón del trono, tú pasas el tiempo con un negro. ¡Explícate!
–No pienses nada extraño, Schahriar. El negro no me escribe los cuentos que te narro todas las noches. Sólo me acuesto con él.
--
–Yo, robot.
–Y, por lo que parece, un robot no demasiado avispado.
--
Estaba muy preocupado por el sexo de los ángeles de Victoria’s Secret.
--
Aquel martes, durante el embarque, Colón recordó de pronto que había dejado en La Rábida el manual de conversación latín-cipangués. ¿Cómo se haría entender cuando llegara a su destino?
--
Había una vez una idea genial que yo no encontré.
--
El apocalipsis no fue como había descrito Juan, pero no quedó nadie para demandarle por difusión de bulos.
--
PARADOJA
¡Qué suerte! Encontró una bala perdida.
--
–Eran inocentes.
–¿Inocentes? Seguro que entre ellos había futuros asesinos, ladrones, maltratadores, sediciosos y corruptos –dijo Herodes.
--
PARADOJA DE SCHRÖDINGER
Abrió la caja y encontró al gato medio muerto.
--
–El sueño de la razón produce monstruos.
–¡Qué tontería! –dijo Robespierre.
--
Comenzó a escribir: “Nací en el año 1632 en la ciudad de York, de buena familia aunque no del país…” Muy pronto, Robinson se dio cuenta de que necesitaría más de una botella para enviar el mensaje.
--
SUICIDA FRUSTRADO
Arthur Conan Doyle mató a Sherlock Holmes. Y tuvo que resucitarlo.
--
Terminada la interpretación de la sinfonía, a Beethoven no le gustó lo que oyó.
--
Me mandé una carta a mí mismo. Me la devolvieron indicando que el destinatario era desconocido.
--
TRANSICIÓN ENERGÉTICA
Trataron de prohibir el carbón, el petróleo, el gas. Fue como luchar contra molinos de viento.
--
–Hace varias semanas leí Cómo escribir un microrrelato, de Ana María Shua.
–¿Y qué tal?
–Muy bien. Unas cincuenta palabras más y terminaré de escribirlo.
--
MÚSICA ALEATORIA
El burro tocó la flauta.
–¡Magnífico! –exclamó Karlheinz Stockhausen.
--
El muerto tenía un humor macabro.
--
Cuando terminó de escribir la nota de suicidio, el escritor advirtió que había superado el bloqueo.
--
Pidió que su lápida estuviera en castellano. Lo incineraron.
--
Al llegar la Tierra, los marcianos descubrieron que los relojes de arena adelantaban.
--
Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí. Asustada, se puso las gafas. Ah, no, sólo era su marido.
--
–¿Por qué lo has hecho? Era tan amable.
–Tranquila, Gretel. Diremos que era una bruja.
--
LITERAL
Mi mujer que me dijo que, si me aburría, encendiera la televisión. Se lo expliqué a los bomberos cuando vinieron a apagarla.
--
–A mí no me hablen de poliamor. Las normas son claras. Al arca sólo suben parejas –dijo Noé.
--
SUICIDIO DE UN ESCRITOR
Mató a su musa.
--
–¿Qué haces revolviendo la basura?
–Buscarte.
--
Aquel martes, durante el embarque, el galeote nos dijo que no podía subir a bordo: se mareaba en el mar.
--
–Levántate y anda.
–Háblale un poco más alto, Jesús. Está sordo.
--
El colmo: perdió la estatuilla de San Antonio de Padua.
--
Lo nuestro no puede funcionar. Y no es por el tamaño. Ni porque seamos de países distintos. Desde luego que no. Lo nuestro no puede funcionar, Kong, porque a mí me gusta que mis parejas se depilen.
--
Cuando el profesor le entrego el examen, advirtió que en su rostro se dibujaba una mueca sarcástica. Sabía perfectamente lo que significaba aquella sonrisa.
--
EFECTO PIGMALIÓN
A veces pensaba que si de vez en cuando escribía buenos microrrelatos era porque le decían que escribía buenos microrrelatos.
--
Flaubert estaba afónico. Dejó de escribir.
--
Mientras caía, pensó que debería haber llamado a algún manitas para reparar la persiana.
--
Cuando despertó, Pinocho se dio cuenta de que todavía estaba dentro del estómago del dinosaurio.
--
POR FIN, UNA EXPLICACIÓN
–No sabía si estaba muerto o simplemente dormido. Por eso esperé. Yo no soy un necrófago –dijo el dinosaurio.
--
FÁBULA DE LA LECHERA
Para no decepcionar a Esopo, la lechera tiró el jarro a mitad de camino.
--
EL DURO DÍA DE TRABAJO DE UN ESCRITOR
Advierte que había puesto un acento de más. Elimina el tuit. Lo reescribe. Lo publica.
--
Era un dolor penetrante, infinito, pero soportable porque, cuando la veía comer con asco, Prometeo se convencía a sí mismo de que al águila le repugnaba comer siempre hígado.
--
ISAÍAS 65, 25
A corderos y bueyes les resultó dramático descubrir que todavía no había llegado el momento en que lobos y leones apacentarían.
--
Al suicida le costó disimular la alegría que le daba el diagnóstico médico.
--
Los ents están encolerizados con Tolkien. El bosque de Fangorn ha sido talado para imprimir ejemplares de El Señor de los Anillos.
--
El artista del trapecio tenía una demanda urgente. Le pidió al empresario un segundo trapecio. Lo necesitaba.
Unos meses después, comprendió (demasiado tarde) que también tenía que haberle pedido una red.