Microrrelatos de Plácido Romero

jueves, 4 de agosto de 2016

El tiempo desorganizado

Esa mañana, no dejaron que Ernesto Jiménez entrara en el edificio del ministerio. Se preguntó qué diablos sucedía. Trató de llamar a Irene Larra, pero al teléfono respondió un desconocido. Fue a una cafetería y se puso a hojear el periódico. Leyó que el presidente Rato trataba de conseguir apoyos para la investidura. ¿El presidente Rato?

–¿Qué fue de Rajoy? –preguntó en voz alta.

–¿Rajoy? Rajoy es registrador de la propiedad en Santa Pola. 

Decidió volver al ministerio para tratar de hablar con el subsecretario. Para su sorpresa, la subsecretaria Lola Mendieta estaba dispuesta a recibirle en su despacho.

Microrrelato finalista del I Certamen Internacional de Relato El Ministerio del Tiempo