Microrrelatos de Plácido Romero

lunes, 18 de abril de 2016

Cuenta 140

Interrumpieron la conferencia para anunciar que el barco había chocado con un iceberg. Y nosotros creyendo que moriríamos de aburrimiento.
**
Al cuarto de hora, el conferenciante pidió un vaso de agua. No se lo dimos.
**
Cuando el ponente pidió la cuarta botella de agua, perdimos toda esperanza.
**
Cuando vuelve a casa, se quita la dentadura postiza, se despoja de la piel de lobo y lanza balidos de júbilo porque ha sobrevivido otro día.
**
No podía imaginar Paco el Bajo que el señorito Iván le tomaba como modelo cuando tenía que tratar con el ministro.
**
Cansada de echarse la culpa de todo, decidió casarse.
**
Cansado de la ineficacia policial, fue a una comisaría a confesar.
**
El teólogo fue quemado por hereje. Para explicar la Trinidad, siempre dibujaba un triángulo escaleno.
**
Por fin, después de años de espera, mostraron a los presidentes de los grandes bancos el Político 3.0. Impacientes, lo echaron a andar.
**
Aquella actriz llenaba la pantalla, pero se empeñaba en trabajar con su marido, un actorzuelo que vaciaba las salas.
**
Recibían con los brazos abiertos a todos los refugiados, siempre que llegaran en yate.
**
La veía allí arriba, en la cubierta, separada de mí apenas por cinco metros y diez millones de euros.

Microcuentos finalistas semanales del Concurso 140 de El Semanal


Cuando Loretta dijo que la habían violado otra vez, sacaron a Tom de su tumba para volver a ahorcarlo.

Microcuento ganador semanal del Concurso 140 de El Semanal