Microrrelatos de Plácido Romero

domingo, 29 de mayo de 2016

Método tradicional

–El día que una ola salte más de lo convenido –me decía mi abuelo cuando paseábamos por el malecón–, ya verás lo que ocurrirá: se llevará todo el pueblo.

Hace unos meses, recordé sus palabras. Pensé que una ola gigante tal vez no destruyera el pueblo, pero si acabaría con mis problemas. Por eso, cada vez que anuncian temporal, salgo a pasear por el malecón. Espero esa ola gigante que arrastre todas mis preocupaciones. Permanezco horas y horas subido al espigón, pero nada ocurre. Sólo consigo quedar bañado por la espuma de las olas. Empiezo a sospechar que tendré que recurrir al método tradicional: la pistola.