Microrrelatos de Plácido Romero

jueves, 3 de agosto de 2017

Epifanía

Buscando a su padre, Telémaco visitó la hermosa Pilos. En comparación, Ítaca era pequeña, fea, sucia, gris y aburrida. En Pilos se hizo amigo de Pisístrato, hijo de Néstor, y se enamoró de la princesa Policasta, con la que se bañó desnudo en la playa.

Telémaco comprendió a su padre.

Microrrelato publicado en RELATOS EN CINCUENTA PALABRAS Y OTRAS MICROFICCIONES