Microrrelatos de Plácido Romero

lunes, 19 de agosto de 2013

Maldito baile de muertos

Esta noche, algo apareció encima de mi cama. Sentí un dolor en la mano derecha, un mordisco pugnaz. Me desperté sobresaltado y lo que fuera que me estaba atacando, también se sobresaltó. Saqué del cajón de la mesita de noche la linterna e iluminé la cama, el suelo, la pared. La rejilla del aire acondicionado se había movido: de allí procedía el bicho que me había atacado. ¿Me había atacado? Sí. Tenía, tengo una herida horrible en el dedo.
---
Cerré la rejilla y traté de asegurarla, aunque sabía que no podría hacer mucho más hasta el amanecer. De vez en cuando se escuchaba un ruido en el interior del piso.
---
Estuve a punto de volver a la cama y meterme bajo las sábanas, pero finalmente preferí dar una vuelta. Nunca había pensado que podía tener problemas con las ratas. Si conseguía llegar a la despensa, me dejaría sin algunas bolsas que tengo guardadas. Supongo que sus dientes no podrán nada con las latas.