Microrrelatos de Plácido Romero

sábado, 30 de agosto de 2014

Aunque sólo fuera una vez

Era más importante disfrutar que ganar. Su entrenador siempre se lo decía. Lo repetía una y otra vez. Les consolaba cuando perdían y aseguraba que el espectáculo había sido magnífico. Sin embargo, los jugadores soñaban con una victoria. Aunque sólo fuera una vez, querían derrotar a los Harlem Globetrotters.