Microrrelatos de Plácido Romero

domingo, 26 de julio de 2015

La sonrisa final

Desde que llegaron las últimas instrucciones del ministerio, en las que se exigía a los funcionarios que dispensasen a los ciudadanos un trato más directo, cercano y humano, el verdugo siempre sonríe con ternura a los presos.