Microrrelatos de Plácido Romero

sábado, 19 de septiembre de 2015

Cos

–¡Qué felicidad, mamá! ¡Ya estamos en Europa! –exclamó la niña que acababa de llegar con su familia a una playa de la isla de Cos.